La seguridad del blanqueamiento dental

Luce tu mejor sonrisa con el blanqueamiento dental

El blanqueamiento dentalpermite recuperar el tono de nuestra boca.

Lucir una sonrisa perfecta es el objetivo de muchos pacientes que acuden a las consultas de odontología. La ortodoncia, con todas sus amplísimas posibilidades, nos ayuda a lograr que nuestras piezas encajen como el mejor puzzle. Pero este tratamiento no siempre es suficiente y son muchos los pacientes que contemplan con desagrado cómo sus piezas han adquirido un tono amarillento o amarronado. El blanqueamiento dental se presenta como la mejor solución para estos casos, ya que permite aclarar el tono de los dientes afectados por el paso del tiempo y por hábitos nocivos como el tabaquismo o el consumo de café o té en abundancia.
En qué consiste el blanqueamiento dental
Es un procedimiento muy sencillo e indoloro para el paciente, que sale muy satisfecho de la consulta ya que los resultados son casi inmediatos y tiene pocos efectos secundarios siempre que se haga con los mejores profesionales y se eviten los milagrosos y casi siempre inservibles y peligrosos remedios caseros.
La opción más eficaz es el blanqueamiento combinado que se realiza usando férulas a medida que el paciente puede usar en casa y sesiones con lámparas de LED en la clínica. Además, podrás optar por el tratamiento tradicional que usa sólo las lámparas de LED y que es algo más lento pero también más económico.
Los preparativos para un blanqueamiento dental
Antes de someterte a cualquier proceso de blanqueamiento es importante que el dentista revise el buen estado de tu boca, compruebe que no hay ninguna caries ni piezas dañadas y que las encías están en perfecto estado y no hay signos de gingivitis. Es muy probable que te recomienden someterte a una limpieza bucal para eliminar los restos de sarro y placa bacteriana.
Una vez completada esta fase estás listo para comenzar con el blanqueamiento.
Los resultados del blanqueamiento dental
Comprobarás que tus dientes empiezan a aclararse a partir de la primera sesión. Según el tipo de tratamiento empleado y el estado inicial de tu boca los resultados serán más o menos exitosos. Ten en cuenta que tus piezas no lucirán un color blanco nuclear, pues seguramente ni siquiera lo tenían en origen. Tus piezas se irán aclarando pudiendo llegar a alcanzar su tono natural, sea este el que fuera.

No hay comentarios

Agregar comentario