Los riesgos del blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental puede dañar el diente

El blanqueamiento dental está de moda; los dentistas alertan de sus riesgos

Cada vez son más las celebrities que lucen unas sonrisas de tono blanco nuclear. El camino en busca de la sonrisa perfecta les lleva a someterse a diversos tratamientos de blanqueamiento dental que no siempre dejan un resultado natural. Pero el blanqueamiento dental no es ya algo exclusivo de los famosos, cada vez son más los adultos que se decantan por estos tratamientos. Los odontólogos alertan de sus riesgos y, sobre todo, de los peligros de los tratamientos caseros.
Qué es el blanqueamiento dental
Consiste en la aplicación de diferentes tratamientos sobre la superficie del diente para eliminar las manchas y aclarar su tono. Los odontólogos disponen de diferentes tratamientos para el blanqueamiento dental que pasan por el uso de agentes blanqueadores aplicados con láser o la instalación de carillas de porcelana entre otros.
El principal beneficio de estas técnicas es la satisfacción que siente el paciente a ver su sonrisa más bonita. Ten en cuenta que se estima que la dentadura puede tener hasta 20 tonos, más cercanos al marfil que al blanco nuclear. Tenlo en cuenta si vas a hacerte un tratamiento.

Los riesgos del blanqueamiento dental
En las horas posteriores a un tratamiento de blanqueamiento dental puede notarse hipersensibilidad en los dientes y encías, especialmente al tomar tratamientos muy fríos o muy calientes. Es posible que tu dentista te recomiende usar pastas y colutorios concretos para aminorar su efecto durante unos días.
El principal riesgo del blanqueamiento dental surge por la repetición y abuso de los tratamientos, que pueden hacer que la matriz del esmalte se dañe de forma irreversible y las encías se irriten y sangren a largo plazo sin responder a los tratamientos.

Trucos para lucir una sonrisa más brillante
En este, como en otros muchos problemas dentales, el mejor tratamiento para evitar tener que recurrir a blanqueamiento dental es tomar las medidas oportunas para que no aparezcan esas antiestéticas manchas. Toma nota de estos consejos:
- Cepilla tus dientes después de cada comida y siempre que tomes cosas dulces.
- Usa hilo dental y enjuague bucal al menos una vez al día, preferiblemente durante la noche ya que las bacterias tienen unas largas horas de descanso para actuar sobre tus piezas.
- Incluye en tu dieta alimentos como las manzanas o las zanahorias que, al ser masticados en crudo, ayudan a limpiar los dientes de forma natural.
- Evita los alimentos y sustancias que hacen amarillear los dientes como el tabaco, el té o el café.
- Ten mucho cuidado y no uses “trucos caseros” para blanquear los dientes, como aplicarles zumo de limón, bicarbonato o lavarte los dientes con agua oxigenada.

No hay comentarios

Agregar comentario