La ortodoncia invisible, útil y estética

Corrige tu sonrisa con ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible permite lucir la mejor de las sonrisas sin renunciar a la estética.
Se acabaron los tiempos en que para enderezar sonrisas torcidas o colocar dientes apiñados teníamos que pasar meses viendo nuestra boca llena de brackets metálicos. Estos siguen siendo los que ofrecen una mejor relación calidad-precio y los favoritos para muchos pacientes, pero la irrupción de los tratamientos de ortodoncia para adultos y el avance de la ciencia ortodóncica nos han permitido ofrecer hoy opciones diferentes, igualmente útiles y prácticos. Es la ortodoncia invisible, una perfecta opción.

¿Qué es la ortodoncia invisible?
Cuando hablamos de ortodoncia invisible nos referimos a aquella que respeta nuestra estética dental, mimetizándose con los dientes hasta el punto de que no son perceptibles para quienes nos rodean.
Es importante que entiendas que la ortodoncia invisible tiene matices importantes con respecto a la ortodoncia estética, que cuenta con más experiencia y que se basa en el empleo de brackets de porcelana o transparentes, apenas visibles a simple vista. Cuando hablamos de “invisible” nos referimos fundamentalmente a dos tipos de ortodoncia: la lingual y el sistema Invisalign. Los analizamos con detalle.

¿Qué es Invisalign?
Invisalign es un sistema pionero que se basa en el uso de alineadores de ortodoncia transparentes hechos a medida de tu boca. Estos alineadores actúan como una férula y se cambian cada dos semanas para asegurarnos de que están haciendo el efecto oportuno. Su eficacia está directamente relacionada con las horas de uso del aparato: cuanto más lo uses, antes completarás tu tratamiento. Por eso esta característica, el tratarse de un aparato removible, puede convertirse en un arma de doble filo: puedes quitarla si lo necesitas y caer en la tentación hará que tu tratamiento se prolongue más de lo indicado.

¿Qué es la ortodoncia lingual?
La ortodoncia lingual es un tipo de tratamiento que se basa en el empleo de brackets tradicionales pero difiere de estos en que se colocan en la parte interior de las piezas, por eso se la llama invisible. Pese a esta ventaja, es cierto que el tratamiento con ortodoncia lingual es algo más caro y requiere más tiempo para ser completado. Además, solo se usa en determinados casos de defectos dentales de complejidad media.

¿Cuál es mejor?
No podemos afirmar con rotundidad que uno de los dos tipos es más útil, eficaz o recomendable. Todo depende de tu caso concreto, del presupuesto de que dispongas, de los problemas a tratar y de lo que busques en tu tratamiento. Recuerda que lo más importante es dejarse asesorar siempre por los mejores profesionales y resolver con ellos todas tus dudas.

No hay comentarios

Agregar comentario