¿Qué es la ortodoncia preventiva?

La ortodoncia preventiva, clave en la infancia

Cuidar la boca de los niños es uno de los objetivos de cada padre. La ortodoncia preventiva te ayuda a hacerlo.

Defectos de mordida, pérdida prematura de los dientes de leche, retraso en la salida de estos, deformidades de paladar por chuparse el dedo o prolongar el uso del chupete… Muchos son los motivos por los que los niños necesitan acudir al dentista y variados los tratamientos con que contamos para solucionar esos problemas. La ortodoncia es uno de ellos.

La edad de los niños no impide ni contraindica un determinado tratamiento de ortodoncia, de hecho algunos deben aplicarse de forma temprana para poder solucionarlos.

Qué es la ortodoncia preventiva
La ortodoncia preventiva es aquella que se aplica de forma temprana para predecir la aparición de determinadas desviaciones que causen un desarrollo anormal de las estructuras bucales y evitarlas.

Es el caso, por ejemplo de los defectos de mordida, que pueden detectarse en las revisiones regulares en la consulta de odontopediatría y que se resuelven antes y mejor si se tratan de forma temprana. Además, si tu hijo se chupa el dedo o sigue usando chupete más allá de los tres años su paladar acabará deformándose y haciendo que sus piezas dentales se descoloquen. El primer objetivo es corregir la deformidad. Después se encargarán de que su sonrisa esté ordenada.

Por qué se usa la ortodoncia preventiva

Durante la infancia, las estructuras bucales no están completamente fijadas, los huesos de la mandíbula son moldeables y pueden corregirse de posición, algo que también ocurre con el paladar y las arcadas dentales. Es por eso que determinados problemas bucodentales deben solucionarse en la infancia. Si esperamos a la adolescencia, cuando las estructuras óseas ya han completado y consolidado su desarrollo, será muy más complejo solucionarlos, en algunos casos, imposible.

Conviene que tengas claro que muchos pacientes necesitan un tratamiento interceptivo en la primera infancia y otro correctivo más tarde y es que se trata de tratamientos diferentes y complementarios. El primero, el interceptivo, busca corregir las estructuras bucodentales para que estén en la posición correcta y tengan el tamaño adecuado. Mientras, el correctivo será necesario si las piezas dentales no están bien alineadas.

No hay comentarios

Agregar comentario