5 cuidados básicos durante el tratamiento de ortodoncia

El mantenimiento del aparato de ortodoncia

Cuidar la ortodoncia correctamente garantiza los mejores resultados en el menor tiempo posible.
La ortodoncia es un tratamiento odontológico que permite tratar muchos problemas a nivel bucodental: defectos de mordida, mal posiciones mandibulares, crecimiento desigual de los huesos de la mandíbula, apiñamiento dental, mal posicionamiento…
Lograr que los brackets hagan los movimientos oportunos y que nuestra sonrisa luzca perfecta al acabar el tratamiento es tarea del ortodoncista. Pero el éxito en el tratamiento no dependerá sólo de su actuación, también de algunas pautas que tú, como paciente, tomes. Estos 5 cuidados básicos completará la tarea del especialista y garantizarán el éxito de la ortodoncia.
1. Mantén una buena higiene dental
Cepillar los dientes tres veces al día forma parte de cualquier buena rutina siempre. En el caso de los pacientes con ortodoncia es aún más importante, ya que tanto los brackets como el arco de ortodoncia pueden retener restos de comida y bacterias que acaben atacando a las piezas y elevando el riesgo de padecer caries. Sé especialmente cuidadoso e insiste en todas las caras de los dientes mientras lleves ortodoncia.
2. Usa seda dental o cepillos interdentales
Por mucho que insistas con el cepillo y te esmeres en intentar llegar hasta al último rincón de tu boca, el aparato hará que esta maniobra sea realmente complicada. Aligérala usando seda dental o cepillos interdentales para limpiar todos los huecos que quedan entre los brackets y las piezas y entre el arco de ortodoncia. Elige una seda suave, mete el hilo entre los huecos y desplázala suavemente para eliminar todos los restos. El uso del cepillo es similar y te garantizará que has limpiado a la perfección cada lugar.
3. No olvides el enjuague bucal
Es el último paso de toda rutina de higiene dental. Contribuye a eliminar de la boca todos los restos de comida que han podido quedar desprendidos y nos aporta un tono de frescor que nos acompañará hasta la mañana siguiente, mejorando el mal aliento matutino que algunos pacientes de ortodoncia reportan.
4. Acude a las revisiones periódicas
Cuando comencéis el tratamiento de ortodoncia tu médico establecerá un calendario de visitas que le servirán para comprobar que los brackets están haciendo las presiones adecuadas y que los resultados van tal y cómo cabría esperar de ellos. No te saltes ninguna y consulta en ellas todas las dudas que tengas. Además, respeta todos los consejos que te dé y síguelos al pie de la letra.
5. Cuida tu alimentación
No hay ningún alimento prohibido por el simple hecho de llevar ortodoncia pero sí hay algunos más recomendables que otros. En general, se aconseja evitar aquellos excesivamente dulces, pegajosos y duros, como los frutos secos. Los primeros por su alto contenido en azúcar, que eleva el riesgo de caries, y porque su textura se pega al aparato y es difícil de desprender y los últimos porque podrían causar la fractura de algún bracket.

No hay comentarios

Agregar comentario