Brackets metálicos, la mejor relación calidad-precio

Los brackets metálicos y su importancia en ortodoncia

Los brackets metálicos cuentan con una dilatada experiencia en ortodoncia y ofrecen la mejor relación calidad-precio.

Cuando pensamos en la palabra “ortodoncia” siempre nos viene a la mente la misma imagen. La de una sonrisa llena de brackets metálicos, unas pequeñas piezas plateadas pegadas al diente que, por molestas que nos resulten ahora, sobre todo estéticamente, en unos meses nos harán lucir una sonrisa perfecta y ordenada.
Y es que los brackets metálicos son los que cuentan con más experiencia en los tratamientos ortodóncicos; una experiencia que les ha permitido reducir las molestias tras su colocación al mínimo y que ha ido perfeccionando la calidad de los materiales y acortando los plazos de tratamiento hasta ofrecer la mejor relación calidad-precio.

Así funcionan los brackets metálicos
Los tratamientos de ortodoncia no difieren mucho elijas el tipo de bracket que elijas. Encontraremos diferencias en el precio, el tiempo de tratamiento o las revisiones periódicas más o menos frecuentes pero todos, a excepción de Invisalign, actúan igual.

La pieza se coloca sobre el diente, se unen con un arco de ortodoncia y diversas presiones van desplazando las piezas buscando dos funciones fundamentales: la primera, asegurarse de que nuestras arcadas están bien colocadas y la masticación es la adecuada; la segunda, colocar cada pieza en su lugar para evitar problemas de apiñamiento o mala colocación.

La ortodoncia tradicional metálica consta de tres partes: el arco, que aplica la presión sobre los dientes; las ligaduras que sirven para unir el bracket con el arco y ayudan a aplicar la presión y los propios brackets. Las ligaduras pueden ser de dos tipos: metálica y de goma. La metálica se usa para aplicar mucha presión sobre las piezas en aquellos tratamientos más complejos.

Pros y contras de los brackets metálicos
Aunque en este blog ya hemos hablado de las ventajas y desventajas de la ortodoncia tradicional, no queremos dejar de mencionar las más destacadas.
Entre sus ventajas fundamentales están su precio, pues es el tratamiento de ortodoncia más barato actualmente, y su resistencia, lo que hace del aparato metálico el más recomendable en los tratamientos con niños.
Como contrapartida, es el tipo de tratamiento menos estético de cuantos disponemos y el impacto visual que causa es mucho mayor, razón por la que muchos adultos rechazan este tipo de bracket.

No hay comentarios

Agregar comentario