Cómo lavarse los dientes con brackets en 5 pasos

Aprende a lavarte los dientes con brackets con este paso a paso

Lavarse los dientes con brackets de la forma adecuada es fundamental para la ortodoncia

Lavarse los dientes tres veces al día ­–después de cada comida– y usar seda dental forma parte de cualquier protocolo de salud bucodental que se precie. Si llevas ortodoncia, lasvarse los dientes con brackts es igual de importante para garantizar que nuestras piezas están libres de caries, pero es necesario dar algún paso más.

Toma nota de estos 5 pasos para lavarse los dientes con brackets y que tus dientes perfectamente limpios.

1. Tómate tu tiempo

Limpiar una boca con ortodoncia puede llevar algo más de tiempo que una dentadura normal, entre cinco y diez minutos. Tómatelos para hacer el proceso completo de cepillado y repaso con el hilo dental.

2. Elige bien tu cepillo

En el mercado encontrarás cepillos de dientes específicos para ortodoncia, que suelen tener un extremo puntiaguado y cerdas con surcos, de tal manera que las más largas acceden a los puntos bajo los brackets y las cortas limpian la superficie dental. Los cepillos eléctricos no suelen recomendarse mientras se lleva ortodoncia. Pide consejo a tu odontólogo y asegúrate de reemplazar el cepillo cuando esté desgastado.

Aquí te damos algunos consejos más para elegir el cepillo de dientes.

Los 5 pasos para lavarse los dientes con brackets

  1. Tómate tu tiempo.
  2. Elige un buen cepillo.
  3. Cepilla y revisa tu dentadura.
  4. Usa seda o cepillos interdentales.
  5. Acaba con el enjuague bucal.

3. Cepilla y revisa todos los rincones

Comienza cepillándote los dientes por la parte delantera de arriba a abajo, después las muelas, la cara interna de todas las piezas y su superficie. Es importante que coloques el cepillo en un ángulo que alcance la parte de los dientes que está bajo los brackets, donde suelen concentrarse más residuos y es más difícil sacarlos. Una vez enjuagada, asegúrate de que todas las piezas están bien limpias pasando la lengua sobre ellas. Debes notarlas lisas y suaves bajo los brackets.

4. El hilo dental

Usa el que te recomiende tu odontólogo. Al llevar ortodoncia es posible que te aconseje comprar uno duro, pues es más fácil de enhebrar por debajo de los brackets. Inserta el hilo dental por la parte baja del bracket y muévelo arriba y abajo con mucho cuidado. Pasa al diente siguiente y, cuando acabes, comprueba que has limpiado bien toda la boca. Esta es la parte del cepillado que dura más tiempo.

También puedes usar cepillos interdentales para ortodoncia, esos pequeños cepillos con estética parecida a un limpiapipas y que sirven para limpiar los huecos entre los brackets y entre los dientes. Consulta con tu odontólogo cuáles te convienen.

5. El repaso final

Comprueba que no hay ningún bracket suelto, alambre puntiguado o herida en tu boca. De ser así, acude a tu odontólogo para que haga los ajustes necesarios en la ortodoncia. Por último, usa el enjuage bucal recomendado por tu médico y disfruta de un aliento fresco y una boca perfectamente limpia.

Los niños, caso aparte

Se considera que los padres deben revisar el cepillado dental de sus hijos hasta, aproximadamente, los 8 años, momento en que el niño ya ha podido interiorizar una rutina y calcular más o menos el tiempo que debe cepillar sus dientes. Sin embargo, si tu hijo usa ortodoncia es muy importante que revises al detalle al menos una vez al día su higiene bucal, tenga la edad que tenga, para aseguraros de que cumple con todos los pasos descritos por el odontólogo y asegurarte de que el aparato está en buen estado.

No hay comentarios

Agregar comentario