Cuándo empezar un tratamiento de ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia y su duración

El momento perfecto para comenzar un tratamiento de ortodoncia dependerá del problema a solucionar.

Tradicionalmente se ha pensado que un tratamiento de ortodoncia sólo puede usarse durante la infancia. La evidencia clínica y la práctica diaria nos ha demostrado que no sólo no es así, sino que cada problema bucodental requiere un tratamiento concreto y un momento justo en que aplicarlo. Tener claro este concepto es muy importante, ya que empezar un tratamiento antes o después puede acarrear el éxito o fracaso del mismo. Todo dependerá de la edad del paciente y, sobre todo, de las alteraciones que pretendemos tratar.

Los problemas bucales y la ortodoncia
Esqueléticas, oclusales y funcionales son los tres tipos de problemas bucodentales que permite resolver la ortodoncia. Como norma general podemos decir que las esqueléticas deben ser empezadas en fases muy iniciales, durante la infancia, en que los huesos aún no han completado su desarrollo y son más fácilmente moldeables.

1. Alteraciones esqueléticas
Se sitúan tanto en el nivel superior como en la mandíbula y el tratamiento ha de ser precoz ya que podemos lograr un resultado ortopédico y conseguir la normalidad absoluta del paciente.

Es importante el tratamiento de estas alteraciones ya que van a afectar tanto a la función masticatoria como a la estética facial y si el tratamiento no se comienza precozmente, el paciente va a tener que ser tratado con cirugía ortognática cuando sea adulto.

2. Alteraciones oclusales
Se solucionan sobre todo tres problemas. El primero, la malposición dentaria, que requiere tratamiento inmediato cuando esa colocación esté causando un daño en la estructura del diente o de la encía. El segundo, la falta de espacio en una o ambas arcadas, que requiere tratamiento inmediato cuando puede aumentarse la longitud de la arcada y evitar que sea necesario extraer piezas después. Y, por último, las alteraciones en la erupción, que sólo requieren tratamiento rápido cuando impiden la erupción de otra pieza.

03. Alteraciones funcionales
La boca es una zona relacionada con dos aparatos fundamentales de nuestro cuerpo, el digestivo y el respiratorio. La respiración por la boca en lugar de por la nariz hace que permanezcamos con la boca abierta, sin sellar los labios, alterando la posición de la lengua y causando que las piezas de la arcada delantera salgan hacia fuera. Este tratamiento de ortodoncia se combinará con otras medidas para intentar que el paciente aprende a respirar por la nariz.
Mientras, en lo que a las alteraciones en la deglución se refiere, la más frecuente es la persistencia de la deglución infantil, en la cual el paciente interpone la lengua entre los incisivos superiores e inferiores cuando deglute. Se produce una mordida abierta de difícil tratamiento si no se corrige a tiempo.
La última alteración funcional que tratamos con aparatos es la causada por malos hábitos, sobre todo por chuparse el dedo. Debe tratarse de inmediato o se van a producir alteraciones en el crecimiento del maxilar, en la posición mandibular y dentaria.

No hay comentarios

Agregar comentario