El uso de ortodoncia en el embarazo

El empleo de ortodoncia en el embarazo es totalmente seguro

 

La correcta alineación dental es un objetivo de muchas mujeres, también las gestantes. La ortodoncia en el embarazo puede usarse sin problemas.

Cada vez son más los adultos que deciden corregir sus problemas de alineación dental con tratamientos odontológicos. Por eso es frecuente tener pacientes con ortodoncia en el embarazo, una práctica que es totalmente segura y que no afectará al desarrollo del bebé.

Caso por caso

1. Pacientes con ortodoncia que se quedan embarazadas. Ni la gestación interferirá en tu tratamiento ni al revés. Lo único que puedes notar es una mayor sensibilidad de las encías puesto que la retención de líquidos propia del embarazo también afecta a esta zona, haciendo que puedan sangrar con más facilidad que antes. Recuerda que la gingivitis está producida por la acumulación de sarro en las piezas dentales y que, por tanto, la mejor forma de reducirla y aliviarla es seguir una adecuada higiene dental, empleando seda o cepillos interdentales para limpiar los brackets y, de ser necesario, un irrigador bucal. Además, comunica tu estado al dentista en cuanto lo conozcas para que no te haga radiografías.

2. Pacientes que quiere ponerse ortodoncia y quedarse embarazadas. Si estás pensando ponerte un tratamiento corrector pero también intentas quedarte en estado conviene que planifiques bien tu agenda. Para iniciar cualquier tratamiento de ortodoncia es necesario hacer radiografías de la boca y estas son poco recomendables durante la gestación. Acude a tu dentista para que te haga las placas necesarias y después no hay problema en que te quedes embarazada.

3. Pacientes embarazadas que quieren ponerse ortodoncia. Si ya estás esperando un bebé, espera a que nazca para iniciar tu tratamiento de ortodoncia. Como comentábamos antes, para iniciar cualquier opción correctora hay que hacerte radiografías, y estas no deben practicarse en embarazadas salvo casos muy urgentes, y este no lo es.

¿Y después...?

Igual que la ortodoncia en el embarazo puede llevarse sin problemas, tampoco hay incoveniente en que la emplees durante la lactancia. A medida que pasen los días y mejore tu retención de líquidos general también lo hará la sensibilidad de tus encías.

No hay comentarios

Agregar comentario