Las ventajas e inconvenientes de los brackets de cerámica

Los brackets de cerámica, una opción muy estética

 

Los brackets de cerámica reducen el impacto visual de la ortodoncia.

La técnica de ortodoncia no deja de evolucionar para ofrecer a los pacientes tratamientos lo más rápido posible y con un menor impacto sobre su día a día. La apariencia de la ortodoncia y su impacto a nivel estético es uno de los aspectos que más preocupa sobre todo a los pacientes adultos. Los brackets cerámicos, también llamados estéticos y de porcelana, consiguen reducir la visibilidad de los tradicionales metálicos, son mucho más disimulados y más pequeños, por lo que se ven aún menos.

Cómo son los brackets de cerámica

Son transparentes o del mismo tono que nuestras piezas, para camuflarse mejor. El tratamiento es el mismo: se pegan las pequeñas piezas de cerámica en cada diente y se coloca un alambre a través de ellos para sujetarlos. Tanto las revisiones como la limpieza de los brackets es exactamente igual que con los metálicos. La única diferencia es el tiempo requerido para concluir el tratamiento, del que hablaremos más adelante.

Las ventajas de los brackets de cerámica

La más evidente es la que ya hemos mencionado: al ser transparentes o del color de nuestra dentadura, apenas se ven a simple vista. Pero las ventajas no quedan aquí. Además, las piezas son mucho más pequeñas y no sobresalen tanto del diente, por lo que se reduce sustancialmente la irritación de las encías y la parte interna de los labios. Así necesitaremos poner menos cera en los brackets también para evitar otras molestias.

Las desventajas de los brackets de cerámica

Hay quien señala erróneamente que los brackets de cerámica se rompen con más facilidad. Completamente falso. Siguiendo una adecuada higiene de los brackets y acudiendo a las revisiones con el ortodoncista, donde nos dará los consejos oportunos, nuestro aparato estará en perfecto estado.

Además, y lo que quizá te resulte más negativo, el tratamiento tiene un precio ligeramente superior y el tiempo que necesita para dejar tu sonrisa perfectamente alineada será también mayor puesto que los brackets son menos resistentes y hacen menos fuerza.

Por otro lado, los brackets transparentes no se recomiendan en todos los casos ya que en pacientes con una patología compleja puede ser más recomendable recurrir a los metálicos. Se aconsejan en tratamientos para enderezar dientes torcidos, corregir la alineación o incluso con problemas de mordida.

Recuerda que antes de decantarse por uno u otro método hay que consultar con profesionales con experiencia que analicen nuestro caso en profundidad y resuelvan todas nuestras dudas sobre todas las opciones a nuestro alcance.

No hay comentarios

Agregar comentario