Los tipos de apiñamiento dental

La ortodoncia, solución al apiñamiento dentales

El apiñamiento dental se soluciona gracias a la ortodoncia.

El apiñamiento dental es una de las alteraciones de la boca más frecuentes y la causa más común de que los pacientes acudan a consulta para recurrir a un tratamiento de ortodoncia. El apiñamiento no entiende de edad ni sexo y puede llegar a afectar incluso a pacientes que ya tuvieron un tratamiento de ortodoncia pero a los que no se ha colocado retenedores o no han acudido a las revisiones de control pertinentes.

Qué es el apiñamiento dental
Conocemos como tal a los dientes que se amontonan, giran o se colocan mal debido a la falta de espacio en el hueso maxilar. Eso no hace sólo que nuestra sonrisa no sea perfecta sino que abre la puerta a otros problemas como las caries, al dificultarse la limpieza de ciertas piezas por el apiñamiento y enfermedades como la gingivitis o la periodontitis.
En odontología distinguimos tres grados de apiñamiento: leve, moderado y grave y cada uno afecta en diferente grado al desarrollo normal de la boca. Y suele ser más común en la arcada inferior, afectando a los seis dientes anteriores mandibulares por falta de espacio. Diversos estudios apuntan también que una pérdida prematura de los dientes de leche afecta al desarrollo del maxilar y aumenta la tendencia al apiñamiento.

Los tipos de apiñamiento dental
Según el momento en que aparezca el apiñamiento y las causas que lo provoquen, podemos distinguir:
1. Apiñamiento primario de causa genética, derivado de un mal desarrollo del maxilar que impide el correcto posicionamiento de las piezas.
2. Apiñamiento secundario por la pérdida prematura de dientes temporales y por malos hábitos, como chuparse el dedo o prolongar el uso del chupete.
3. Apiñamiento terciario por la erupción de las muelas del juicio, típico de adultos con dentaduras bien colocadas que la pierden al brotar estas peculiares piezas.

Lo que no varía es el tipo de tratamiento para solucionarlo. La ortodoncia, en sus distintas versiones y con diversas características, hace posible que todas estas sonrisas apiñadas puedan lucir perfectas y, lo que es más importante, sanas, en unos meses.

No hay comentarios

Agregar comentario