Los tipos de ortodoncia estética

La ortodoncia estética, ideal para adultos

Si la idea de lucir brackets metálicos no te resulta atrayente, mira todas las opciones de ortodoncia estética.

Atrás quedaron los tiempos que la ortodoncia nos obligaba a llevar durante meses la boca llena de brackets metálicos. Pasaron también los años en que se consideraba que llevar aparato era “cosa de niños” y los adultos con las piezas descolocadas tenían que conformarse con lucir esa sonrisa. La ortodoncia moderna permite que pequeños y grandes se beneficien de este tratamiento y la ortodoncia estética viene a satisfacer los deseos de quienes quieren lucir una sonrisa “libre de hierros”.

Repasamos los tipos de ortodoncia estética disponible para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.

Los brackets de cerámica

Fueron la primera alternativa estética a los brackets tradicionales. Su funcionamiento es similar a estos pero están fabricados en resinas naturales de color porcelana, por lo que resultan menos visibles de cara al exterior. Cuando surgieron causaron verdadero furor y, aunque hoy también son una opción bastante empleada, han ido perdiendo popularidad por la llegada de otros sistemas que minimizan el gran problema de la porcelana: su delicadeza y el hecho de que los brackets pueden ir cambiando de color por la acción del café, el tabaco y la comida hasta que su color sea muy diferente del de nuestras piezas y, por lo tanto, más visibles.

Los brackets transparentes

Se los conoce como brackets Zafiro y emplean un sistema similar al de los brackets tradicionales y los de porcelana: los transparentes también se pegan al diente y se unen entre sí por un arco de ortodoncia. Su gran ventaja es que no cambian de color con el paso del tiempo, por lo que será prácticamente inapreciables todo el tiempo que dure tu ortodoncia. Además, los brackets son más pequeñitos y con menor relieve, lo que reduce su visibilidad y las molestias que causan.

La ortodoncia lingual

Es la menos visible de todos los tipos de ortodoncia estética que emplean brackets ya que estos se colocan en la cara interna de los dientes. Y aunque no son apenas visibles, necesitarás unos meses para adaptarte a hablar con ellos. Como los Zafiro, también son ligeramente más pequeños pues la superficie para pegarlos es menor.

La ortodoncia Invisalign

El sistema Invisalign es un tipo de ortodoncia estética que no emplea brackets sino unos alineadores dentales que se cambian cada dos semanas y que pueden retirarse tanto para la higiene bucodental como si necesitas lucir tu sonrisa natural por cualquier motivo. Aunque es una solución rápida para tener una ortodoncia invisible, no dejes de valorar que el resultado del tratamiento está directamente relacionado con el número de horas que uses el aparato.

No hay comentarios

Agregar comentario