El mal aliento matinal y la ortodoncia

Cómo solucionar el mal aliento matinal

El mal aliento matinal puede agravarse si no limpiamos correctamente los brackets.

Te despiertas y lo notas. Un sabor amargo y una sensación pastosa se ha apoderado de tu boca mientras dormías. Por eso no puedes evitar lavarte los dientes aún en ayunas. El sabor mentolado de la pasta de dientes te devuelve a la normalidad.
Y aunque no es un síntoma asociado al uso de ortodoncia, una deficiente higiene del aparato puede agravar la halitosis no patológica, que así se conoce a este sabor mañanero. Situaciones de estrés, haber hablado durante mucho tiempo antes de ir a dormir o el ayuno prolongado pueden hacer que empeore.

Por qué se produce el mal aliento matinal
Fundamentalmente por los cambios que se dan en la boca mientras dormimos. El flujo de saliva se reduce durante la noche y el pH se vuelve mucho más ácido de lo normal, lo que favorece el crecimiento de los microorganismo que causan el mal aliento. Es por eso que notas no sólo mal aliento, sino también sensación de sequedad bucal.

Cómo solucionar el mal aliento matinal

1. Si llevas ortodoncia, es fundamental que limpies correcta y minuciosamente cada bracket, el arco de ortodoncia y que no olvides repasar los espacios con seda dental o cepillos interdentales y terminar la higiene con el enjuague bucal. Así eliminarás todos los restos de alimentos que favorecen la aparición de bacterias, causantes del mal olor.
2. No olvides la lengua. En ella pueden quedar alojadas un sinfín de bacterias. Puedes usar el mismo cepillo de dientes o un raspador lingual.
3. Hidrátate correctamente durante el día para que aumente el flujo de saliva de tu boca de forma natural.
4. Evita el alcohol, el tabaco y el café, sobre todo en la recta final del día.
5. Haz una cena ligera con alimentos fáciles de digerir y evita aquellos que pueden producir olor desagradable, como la cebolla o el ajo.
6. Bebe agua nada más levantarte o come algo ligero. Los alimentos arrastrarán las bacterias que causan el mal olor y el masticado eleva la producción de saliva, lo que hidrata la boca.
7. Si usas férula de descarga porque padeces bruxismo es posible que esta sea la culpable de tu halitosis matinal. Lávala siempre que te la quites por la mañana y antes de ponértela por la noche con pasta de dientes y un cepillo. Además, limpia de forma frecuente la caja donde la guardas.
8. Si el mal aliento es tan desagradable que no puedes resistirlo, lávate los dientes cuando salgas de la cama pero recuerda que esta higiene dental no debe sustituir a la de después del desayuno.

No hay comentarios

Agregar comentario