Pautas a seguir después de la ortodoncia

Mantén los resultados después de la ortodoncia

La retirada de los brackets exige seguir algunas pautas después de la ortodoncia. Toma nota.

Tras varios meses llevando brackets, por fin ha llegado el momento de retirarlos de tu boca. ¡Pero ojo! Este importante paso no supone que puedas relajarte y descuidar tu salud bucodental. Asegurar el resultado del tratamiento es una tarea permanente y hay algunos cuidados que debes aplicar después de la ortodoncia para que tu sonrisa no vuelva a descolocarse.
Los cuidados básicos después de la ortodoncia
1. La higiene dental. Mientras has llevado brackets has sido muy riguroso con la limpieza de tus piezas y brackets. Ese esmero debe continuar el resto de tu vida. Ten en cuenta que los dientes son muy sensibles y que solo tenemos una dentadura definitiva. Descuidar nuestra higiene diaria puede hacer que tengamos caries, gingivitis y otras enfermedades de la boca mucho más graves como las periodontitis severas o la piorrea. Una caries no tratada puede llevar a la pérdida definitiva de la pieza. Riesgos que justifican que continuemos recomendando lavar tres veces al día los dientes después de la ortodoncia. Repasa los espacios interdentales con seda y termina siempre enjuagándote con un colutorio.
2. Usa los retenedores. Los retenedores de ortodoncia son la forma más segura de garantizar los resultados del tratamiento. Hay retenedores de varios tipos. Los fijos se basan en el empleo de un arco metálico que se coloca en la cara interna de los dientes para impedir su movimiento. Los removibles son férulas hechas a medida de la boca de cada paciente que recomendamos usar durante la noche y generalmente en la arcada superior. Si tu ortodoncista ha decidido que los retenedores removibles son la mejor opción en tu caso, úsalos a diario. El resultado del tratamiento dependerá del tiempo de uso que hagas de los retenedores. En el caso de los retenedores fijos, es fundamental que los limpies también con esmero cuando te cepilles los dientes.
3. Acude a tus revisiones. Durante semanas has visitado con asiduidad a tu dentista y ortodoncista. ¿Piensas dejar de verle de la noche a la mañana? Las revisiones continúan siendo fundamentales para la buena salud de tu boca. Visita al menos una vez al año a cada uno de ellos y acude a consulta siempre que notes cualquier síntoma extraño en tu boca.

No hay comentarios

Agregar comentario