Ventajas e inconvenientes de los brackets metálicos

Los brackets metálicos, la opción más económica

Los brackets metálicos siguen siendo una opción muy eficaz.

La ortodoncia tradicional se ha basado en el empleo de brackets metálicos, que ofrecían una gran resistencia y un precio más asequible para los tratamientos. Y pese a que se han desarrollado otros materiales como la porcelana o los brackets transparentes, los metálicos siguen siendo uno de los favoritos de los pacientes. ¿Será sólo por su precio o presentan además otras ventajas?

Cuándo se pueden usar brackets metálicos

Este es un material útil para casi todos los problemas ortodónticos. Pueden emplearse para cerrar el espacio entre los dientes, para solucionar apiñamientos dentales, corregir problemas de mordida y colocar dientes superiores demasiado salidos.

En todos los casos se colocará un bracket en cada pieza y se unirán con un arco de ortodoncia. Las tensiones del arco y el empleo de gomas que enganchen unos brackets a otros permitirán conseguir una sonrisa perfecta y una articulación bucal colocada.

Las ventajas de los brackets metálicos
La resistencia es la principal característica y ventaja de los brackets metálicos con respecto a otros tratamientos como pueden ser los de porcelana o los transparentes, lo que los hace perfectos para los niños. Además, pueden pegarse tantas veces como sea necesario si se caen o rompen, son más fáciles de limpiar al apreciarse en ellos más claramente los restos de comida que quedan entre ellos y el tratamiento es más corto que con otros brackets.

Tu bolsillo también se verá beneficiado si eliges este tipo de brackets ya que los tratamientos son algo más baratos con este material que con otros, pero que este no sea el único factor que tengas en cuenta. Lo más importante es que son igual de eficaces que el resto de métodos.

Los inconvenientes de los brackets metálicos
El más claro y evidente es el estético. No todo el mundo está dispuesto a pasar meses con esos “hierros” en la boca cada vez que sonríen. Ten en cuenta que la ortodoncia, en constante evolución, ha desarrollado modelos de brackets metálicos mucho más pequeños y de un tono más claro hasta conseguir que sean menos voluminosos que los tratamientos transparentes.

A esto se suman que resultan más fríos al contacto con la lengua y la parte interna de los mofletes.

2 Respuestas

  1. Os adrezco el compartir con todos nosotros toda esta amena información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por este blog. Saludos

Agregar comentario