Ventajas de los brackets transparentes

Los brackets transparentes, una técnica al alza

Los brackets transparentes son perfectos para los pacientes que no quieren lucir brackets metálicos.

En una sociedad cada vez más preocupada por su imagen y su salud, crece el número de adultos que deciden someterse a un tratamiento de ortodoncia. La imagen que lucirá su sonrisa con brackets es una de sus principales inquietudes al someterse al tratamiento. Por suerte, cuentan con técnicas y materiales para que el aparato sea lo menos visible posible. Una de ellas es la ortodoncia lingual, situada en la cara interna de los dientes y de la que ya te hemos hablado. Otra son los brackets transparentes, una técnica muy discreta y que permite muchas posibilidades a la hora de colocarlos, casi tantas como los tradicionales. Además, pueden colocarse con un arco de ortodoncia también blanco o de color a nuestro gusto.

Cómo usar los brackets transparentes

Aunque como decíamos no hay muchas diferencias esenciales entre los brackets metálicos y los transparentes, estos si te obligarán a tomar algunas precauciones extra.

Cepilla tus dientes después de cada comida, usando tu pasta y enjuague habitual pero también un cepillo interdental. Este consejo que siempre te damos para cuidar tu dentadura en general es aún más importante ahora ya que la falta de higiene hace que los dientes amarilleen y los brackets sean más visibles sobre la superficie de tus piezas.

Por esta misma razón deberías evitar el vino, el café y el tabaco, sustancias sobradamente calificadas como colorantes de los dientes.

Otro problema asociado a esta ortodoncia llega con el uso de las gomas elásticas empleadas para mover nuestras piezas. El material de que están hechas no es tan resistente como el de los brackets y no serías el primer paciente con una ortodoncia transparente inmaculada y gomas amarillentas. Soluciónalo cambiándolas tantas veces como sea necesario. Tu ortodoncista te explicará cómo hacerlo y no hay inconveniente en renovarlas incluso todos los días si lo ves necesario.

Por lo demás, no necesitas tomar más precauciones que con cualquier otra ortodoncia.

No hay comentarios

Agregar comentario