10 alimentos malos para los dientes

Reduce el consumo de estos alimentos malos para los dientes

 

Ciertas bebidas y alimentos malos para los dientes pueden dañar el esmalte

No hay nada mejor que seguir una dieta variada y equilibrada. Y, sin embargo, hay algunos alimentos malos para los dientes pues provocan manchas, dañan el esmalte, les restan brillo… ¡Ojo! No se trata de que elimines por completo de tu menú diario estos alimentos malos para los dientes, pero sí de que tengas en cuenta sus efectos y aprendas a plantarles cara con una buena higiene bucal siempre que los comas.

Cítricos y alimentos ácidos

Nadie niega que la vitamina C contenida en limones, naranjas, pomelos o tomates es muy beneficiosa para nuestra salud, pero consumidos en exceso pueden hacer que nuestros dientes amarilleen. Su alto grado de acidez puede llegar a erosionar el esmalte y provocar que la dentina, la capa que se encuentra inmediatamente debajo del esmalte, quede más expuesta a la superficie.

Los frutos secos

Nuevamente son un alimento beneficioso para la salud general, no así para los dientes y por dos razones. La primera, porque la dureza de algunos de ellos puede hacer que se nos partan piezas. La segunda, por su alto contenido en azúcar, que se adhiere a los dientes y eleva el riesgo de caries.

El vinagre y los encurtidos

Pepinillos, ajos, cebolletas… Son un aperitivo perfecto pero demasiado ácido para nuestros dientes si se consume en exceso puede dañar de forma permanente el esmalte dental.

El café

Los taninos que contiene causan manchas en nuestros dientes y es una bebida ácida que altera el pH de la boca, lo que hace que los alimentos ácidos que ingiramos nos afecten con más gravedad, causando pérdida del esmalte.

El té

Sustituir el consumo de café por el de té no es útil en lo que a salud bucodental se refiere, ya que también contiene taninos que tiñen los dientes. Los tés de buena calidad y los preparados con una nube de leche son menos dañinos para la dentadura.

Los dulces

El azúcar que contienen se pega a los dientes y liberan ácidos que provocan caries, la gran enemiga de las piezas. También pueden causar oscurecimiento.

Arándanos, moras y granadas

Son buenas por el elevado número de antioxidantes que contienen, pero la fuerza de su pigmento es tal que, de consumirlas en demasía, causarán manchas difíciles de eliminar a largo plazo

Las bebidas azucaradas

Causan el mismo efecto que los alimentos dulces por su contenido en azúcar. Una buena medida para evitar este peligro es elegir bebidas light o sin azúcar.

El vino tinto

El problema del vino tinto surge de su consumo a largo plazo y de forma cotidiana, pues crea manchas grises en los dientes, más difíciles de eliminar que las amarillas. Las manchas de color morado que deja en las piezas al beberlo desaparecen fácilmente con el cepillado o un simple enjuague.

El vino blanco

Aunque no es tan perjudicial como el tinto para nuestros dientes también oscurece las piezas en un tono grisáceo por su contenido en taninos.

 

No hay comentarios

Agregar comentario