10 buenos motivos para recuperar tu sonrisa

La sonrisa, tu mejor seña de identidad

El 6 de octubre se celebra el Día Mundial de la Sonrisa.

Decía Charles Chaplin que “un día sin sonreír, es un día perdido” y quizá por eso dedicó su vida a regalarnos momentos para el disfrute. Sin llegar a tanto como el genial Charlot, los dentistas y odontólogos también tenemos siempre la sonrisa de nuestros pacientes en mente.
Por eso el 6 de octubre es uno de nuestros días favoritos del año, porque se celebra el Día Mundial de la Sonrisa, una jornada que todos deberíamos dedicar a disfrutar y sonreír un poco más.

La sonrisa y las enfermedades bucales
Un estudio elaborado por nuestros colegas de Clínica Curull señala que más de un 35% de personas con afecciones bucodentales severas evitar sonreír para no mostrar su boca y sus dientes. Manchas en las piezas, pérdida de las mismas, apiñamientos dentales, fracturas dentarias… muchos son los motivos que llevan a estos pacientes a renunciar a un gesto tan saludable y es que no podemos negarlo, la sonrisa es un de nuestras mejores cartas de presentación.

Del estudio se desprende también que la sonrisa es uno de los grandes aliados en las relaciones sociales y que puede ser de gran ayuda en diferentes ámbitos como el amoroso para el 93% de los encuestados, el personal relacionado con la autoestima (91%), el laboral (90%) y el familiar (73%) razones más que suficientes para empujarnos a continuar con nuestra labor diaria.

10 buenos motivos para volver a sonreír

Si estás pensando acudir a una clínica dental o de ortodoncia para arreglar tu boca y aún te faltan razones para recuperar tu sonrisa, ahí van algunos:
1. Una buena sonrisa nos abre puertas en lo social y lo profesional, denota que somos personas sanas, que nos preocupamos por lucir la mejor versión de nosotros mismos.
2. Abre nuevos canales de comunicación. Una sonrisa abierta y sincera muestra confianza, amabilidad y predisposición, requisitos imprescindibles en unas buenas relaciones sociales.
3. Mejora nuestra autoestima. En una sociedad en la que muchas veces nos dejamos llevar por las apariencias, sentirse a gusto con uno mismo es la base para poder sentirnos bien con los demás. Si tu sonrisa actual te acompleja, no lo dudes.
4. Fortalece el sistema inmunológico. Está demostrado que la tensión y sentimientos negativos como la rabia y la tristeza pasan factura a nuestro cuerpo haciendo que nuestras defensas bajen y convirtiéndose en pacientes más propensos de diversas enfermedades como catarros, gripes, infecciones…
5. Desestresa y relaja. Cuando nos reímos, sobre todo si es a carcajadas, se controla la secreción de cortisol y adrenalina, hormonas que inducen al estrés, y se liberan endorfinas, las hormonas de la felicidad.
6. Es un ejercicio físico de alta intensidad. 100 carcajadas equivalen a 15 minutos de carrera continua ¡y no causa agujetas en las piernas!
7. Mejora el estado de ánimo general.
8. Reduce el dolor y ayuda a calmarlo gracias a la secreción de endorfinas de las que antes hablábamos.
9. Ayuda a controlar el riesgo de enfermedad cardiovascular ya que reduce la presión arterial, activa la circulación sanguínea y oxigena la sangre.
10. Nos permite sentirnos jóvenes y felices por más tiempo. Por increíble que te parezca, diversos estudios han señalado que no sonreír aumenta la aparición de arrugas de expresión. ¡La sonrisa es un lifting natural, más barato y mucho más divertido!

No hay comentarios

Agregar comentario