10 claves para evitar las caries

Las caries, el enemigo número uno

Las caries son una de las enfermedades más comunes en la sociedad actual.

Se calcula que las caries afectan a un 90% de la población general, sin entender de sexo, raza o edad. Son grietas más o menos profundas en las piezas dentales y están causadas por los ácidos de los alimentos al descomponerse.

Afectan inicialmente a la parte más externa del diente, el esmalte, pero pueden ir profundizando en el interior de la pieza afectando a los tejidos blandos, los vasos sanguíneos y los nervios.

Cómo puedo detectar las caries

Las caries causan inicialmente sensación de recalado al tomar alimentos fríos y pequeñas molestias al masticar. A medida que la caries crece puedes notar inflamación, dolor agudo, hipersensibilidad al mínimo contacto y mal aliento.

Observa la pieza que te molesta con un espejo de aumento. Es posible que veas un pequeño surco en la pieza o un agujerito. Acude inmediatamente a tu dentista si lo observas o si te duele pero no ves nada. Una caries es un problema fácil de tratar con un simple empaste si se ataja desde el principio. De lo contrario podrías tener que enfrentarte a reconstrucciones, endodoncias e incluso la pérdida de la pieza si esta está muy deteriorada.

10 claves para prevenir las caries

1. Cepilla tus dientes tres veces al día

La boca está llena de gérmenes, bacterias y ácidos que dañan el esmalte dental de múltiples formas: lo deterioran, cambian de color y crean caries. La única forma de eliminarlas de nuestra boca es someternos a un exhaustivo cepillado dental al menos tres veces al día –después de cada comida principal–. Es fundamental que cepillemos todas las partes de las piezas, empezando por la más externa, siguiendo por la superficie de masticación y concluyendo con la cara interna y la lengua.

2. Usa seda dental y enjuague bucal

Pese a que seas muy cuidadoso en tu cepillado diario habrá gérmenes y bacterias que encontrarán recodos donde asentarse: los espacios interdentales. Usar seda dental al menos una vez al día repasando todos estos espacios. Después, enjuaga tu boca con un colutorio que, además de darle frescor, contribuye a reducir el sarro y la placa bacteriana.

3. Las bondades del calcio y el flúor

El calcio y el flúor son dos minerales imprescindibles para nuestros dientes que les ayuda a mantenerse sanos y fuertes. Nuestras reservas de calcio suelen estar garantizadas gracias al consumo de alimentos ricos en calcio, fundamentalmente los lácteos. No ocurre lo mismo con el flúor. Durante la infancia, tu odontólogo puede recomendarte someter a tu hijo a fluorizaciones para fortalecer sus dientes. Después bastará con una pasta de dientes que lo contenga.

4. Evita los dulces y las bebidas muy azucaradas

Los refrescos, algunos cócteles, las chucherías, los pasteles... Son los grandes enemigos de nuestros dientes pues los azúcares que contienen tienen una altísima capacidad de causar caries. Consúmelos sólo esporádicamente y lávate siempre los dientes inmediatamente después de tomarlos.

5. Hidrátate bien

Tomar dos litros de agua al día es muy bueno para nuestro organismo, que necesita un correcto nivel de hidratación para llevar a cabo las funciones básicas. Pero además, beber agua frecuentemente limpia los dientes y los fortifica gracias a su contenido en flúor.

6. Toma frutas y verduras crudas

Los alimentos crudos son especialmente ricos en vitaminas y minerales pero, además, verduras crudas como la zanahoria y frutas como la manzana ayudan a limpiar los dientes puesto que estimulan la producción de saliva, encargada de restaurar el equilibrio de pH en tu boca y reduciendo la placa bacteriana.

7. Mastica chicles sin azúcar

Los chicles sin azúcar contienen xilitol, un componente que combate las bacterias, aumenta la producción de saliva y ayuda a combatir la placa. Si no vas a poder cepillarte después de comer, mastica un chicle.

8. Adiós, sustancias nocivas

Hábitos perjudiciales como el consumo de alcohol y tabaco afecta a nuestros dientes y los hace más propensos a presentar caries. Elimínalos de tu día a día.

9. Limpieza dental anual

Por mucho que cuides tu boca y te cepilles los dientes a diario, el único método para acabar por completo con la placa y el sarro es hacerte una limpieza dental en un centro de odontología. Hazlo de forma anual si tu dentista no te indica que necesites hacerlo con más frecuencia.

10. Acude a revisión

Las revisiones con el dentista son la mejor forma de detectar cualquier problema odontológico de forma temprana y tratarlo cuanto antes. Acude a tu dentista cada seis meses y sigue sus consejos por el bien de tu boca.

1 Respuesta

  1. Hola, Laura. Una vez más, un post excelente. Es muy importante concienciar a la gente de la importancia de mantener una buena higiene bucal, ya que así se pueden prevenir enfermedades como la gingivitis. Si te interesa este tema, en nuestro blog –enciasgum-, hemos escrito un post sobre las 7 causas más comunes de dolor bucodental, una de ellas: la caries. Nos gustaría que le echaras un vistazo y nos dieras tu opinión. Te dejamos el link a continuación por si te apetece pasarte: http://www.enciasgum.es/el-dolor-dental-algunas-causas-que-podrias-evitar/

Agregar comentario