Cómo afecta la quimioterapia a la salud dental

¿Perjudica la quimioterapia a la salud dental?

Descubre cómo afecta la quimioterapia a la salud dental y qué puedes hacer para minimizar sus riesgos.
Cada año se diagnostican en España más de 120.000 nuevos casos de cáncer, una enfermedad en la que la detección precoz es fundamental y en la que se producen avances en investigación casi cada día. Esa investigación ha permitido que hoy sean muchos los pacientes que superan la enfermedad. En el Día mundial del cáncer de mama analizamos cómo afecta la quimioterapia a la salud dental y qué podemos hacer para minimizar los efectos del tratamiento sobre nuestras piezas y encías.

Los efectos de la quimioterapia en la boca
La quimioterapia se basa en el uso combinado de diferentes fármacos para combatir las células cancerosas. Al actuar, afecta también a otras células sanas, por lo que puedes presentar efectos secundarios de todo tipo. La investigación ha conseguido reducirlos mucho y, además, cada paciente reacciona de una forma diferente a cada ciclo de tratamiento.
Los efectos secundarios que aquí mencionamos son los más frecuentes, lo que no supone que tú vayas a tenerlos.

  • Dolor en las piezas e inflamación de las encías, lo que se conoce como gingivitis.
  • Sensación de sequedad bucal que puede desembocar en halitosis si no te hidratas con frecuencia y sigues una adecuada higiene dental.
  • Ardor, descamación o inflamación de la lengua.
  • Presencia de llagas en las mucosas –encías, labios y parte interna de las mejillas.
  • Alteración del sentido del gusto.
  • Aumento de las caries.

Cómo evitar que la quimioterapia afecte a la salud dental
Antes de iniciar tu tratamiento de quimioterapia es recomendable que acudas a tu dentista y le expliques lo que te ocurre. No es que haya tratamientos específicamente contraindicados durante un tratamiento contra el cáncer, pero sí es cierto que lo habitual es que se produzca una bajada en tus defensas y conviene que todo el esfuerzo de tu sistema inmunológico se dedique en luchar contra el cáncer. Por ello, en esa revisión antes de tu tratamiento tu dentista podrá comprobar si tienes alguna caries y repararla con un sencillo empaste, te recomendará pastas y colutorios dentales para encías sensibles y establecerá un calendario de revisiones para ir controlando que todo marcha bien a nivel bucal.
Además, toma nota de estos consejos:

  • Cepilla tus dientes tres veces al día y recuerda usar siempre la seda y el enjuague bucal que tu dentista te recomiende.
  • Compra un cepillo de dientes extrasuave y una pasta para encías sensibles. Como te comentábamos, la inflamación y el sangrado de encías es un efecto secundario muy frecuente y con estos instrumentos reducirás el riesgo de sangrado.
  • Los alimentos muy calientes o muy fríos pueden irritarte la boca. Elígelos mejor templados.
  • Aumenta tu ingesta de calcio para fortalecer no sólo tus dientes, sino todos los huesos de tu cuerpo.
  • Procura dar un paseo todos los días a las horas centrales para que tu cuerpo se nutra de vitamina D, fundamental para tus huesos y que se sintetiza gracias a los rayos del sol.
  • Hidrátate con frecuencia bebiendo mucha agua, zumos naturales o infusiones, preferentemente sin azúcar, pues tu boca es ahora más propensa a las caries.

Ante cualquier molestia o sensación extraña en tu boca, acude a tu dentista y habla con tu oncólogo para valorar si necesitas algún tipo de tratamiento bucal.

No hay comentarios

Agregar comentario