Barodontalgia, el dolor de dientes por los cambios de presión

La barodontalgia resulta muy molesta

Los cambios de presión causan barodontalgia, un dolor muy desagradable.

¿Has viajado en avión y de forma repentina has sentido un dolor muy intenso en la boca? ¿Has notado presión en los dientes después de esquiar o bucear en el mar? Este trastorno, muy frecuente a cualquier edad, se conoce como barodontalgia y es un fenómeno fisiológico que surge en nuestra boca ante los cambios de presión atmosférica –de ahí que nos afecte sobre todo cuando volamos, buceamos o ascendemos a grandes altitudes esquiando o haciendo trekking.

Por qué se produce la barodontalgia
La corona del diente está rodeada por un tejido con muchas terminaciones nerviosas y paredes muy duras y que conocemos como cámara pulpar. Cuando nos enfrentamos a un aumento o disminución brusco de la presión atmosférica, la pulpa puede no adaptarse a ella, presiona desde el interior hacia el exterior y hace que la pieza moleste. El dolor puede ser tal que llegue a marearnos y hacernos perder el conocimiento.

Es difícil predecir cuándo va a aquejarnos este dolor y puede que lo notemos un día pero no otro aunque se den las mismas circunstancias, todo depende de la reacción que la cámara pulpar tenga en ese momento concreto. Sí se sabe que es más frecuente en pacientes con encías inflamadas, grandes caries sin curar y empastes.

Cómo evitar la barodontalgia
La variabilidad de respuesta de la cámara pulpar hace que sea difícil prevenir esta molestia. Si tienes que viajar en avión con mucha frecuencia o practicar deportes que impliquen grandes ascensos y descensos en el agua o la montaña, aumenta la frecuencia de tus revisiones dentales. Esto permitirá detecta cualquier problema dental de forma temprana para tratarlo y evitar en la medida de lo posible los episodios de barodontalgia.

Además, la presión excesiva de la cámara pulpar sobre la raíz del diente puede causar infección en la pieza. Si una vez recuperada la presión habitual la pieza sigue doliéndote y no se calma por completo tomando un analgésico de uso habitual, consulta con tu dentista para evitar problemas mayores.

No hay comentarios

Agregar comentario