Cómo elegir el enjuague bucal

Acierta en la elección del enjuague bucal

Toma nota de las pautas para elegir el enjuague bucal

Desde este blog hemos insistido en repetidas ocasiones en la importancia de seguir una correcta higiene dental para el cuidado de las piezas. Y esa correcta higiene pasa por el uso de un buen cepillo dental, una buena pasta de dientes y por hacer un uso adecuado de la seda dental y el enjuague bucal.

El enjuague bucal es una parte imprescindible de la higiene dental porque consigue penetrar en todos los rincones de la boca y eliminar los restos de suciedad que han quedado tras el cepillado. Úsalo diariamente en uno de los cepillados, preferiblemente el de la noche.

Los tipos de enjuague bucal

En el mercado encontrarás muchos tipos de enjuague bucal con distintas propiedades.

  1. Anticaries. Contienen potentes componentes protectores, sobre todo flúor y fosfato para combatir las caries y la placa bacteriana. Puedes usarlo de forma regular salvo que tu dentista te indique la conveniencia de escoger otro
  2. Para la sensibilidad. Los dientes y encías sensibles pueden reaccionar a la más mínima interacción con un agente externo, incluso el cepillo de dientes o el enjuague bucal. Este tipo de fórmulas tienen muy poco alcohol y ayudan a combatir enfermedades periodontales como la gingivitis. Es posible que tu dentista te lo recomiende en periodos de especial sensibilidad dental.
  3. Contra la halitosis. Hechos a base de clorhexidina, hexeditina y triclosán, eliminan de la boca las bacterias que causan el mal aliento. Suelen ser muy refrescantes y de sabor mentolado.
  4.  Antisépticos. Indicados para eliminar la placa bacteriana en profundidad, es el más usado junto con los anticaries. También refrescan el aliento.
  5. Infantiles. Contienen muy poco alcohol y suelen tener sabores más dulces, como la fresa, para agradas a los más pequeños.
  6. Blanqueadores. Últimamente proliferan este tipo de enjuagues cuya eficacia está por demostrar.
  7. Sin alcohol. No contienen nada de alcohol pero son igualmente eficaces contra las bacterias. Especialmente recomendables para paciencias con gingivitis o sensibilidad dental extrema.

Cómo usar el enjuague bucal correctamente

  • Consulta con tu dentista qué tipo de colutorio conviene más a tu boca.
  • Elige fórmulas bajas en alcohol.
  • Lee las instrucciones de dosificación del enjuague. Usar más cantidad de la que indica el fabricante no supone que vaya a tener un efecto mayor.
  • Haz gárgaras durante unos 30 segundos, moviendo el enjuague bucal por toda la boca.
  • Escúpelo y no aclares tu boca después ni comas ni bebas nada al menos los 30 minutos siguientes al empleo del colutorio.
  • Recuerda que el enjuague bucal no es jamás un sustituto del cepillado sino un complemento a este.

2 Respuestas

  1. Es decir, se debe de elegir el enjuague bucal en funcion del objetivo principal que se este buscando conseguir.
    • Así es. Según las necesidades de nuestra boca y la protección que necesitemos usaremos uno y otro. Y lo mismo ocurre con la pasta de dientes.

Agregar comentario