El cuidado bucal en bebés

Los bebés, a la consulta del dentista

El cuidado de la boca, las encías y los dientes también es necesario en los bebés. Descubre por qué y cuándo acudir a las revisiones.

Desde que nació os preocupáis cada día por ofrecer a vuestro hijo todo lo que necesita y que goce de una buena salud es vuestro principal objetivo. ¿Y qué pasa con la salud bucodental de los bebés? El cuidado oral de los niños debe comenzar desde la cuna, aunque no tenga dientes y estos ni siquiera parezcan asomar por las encías. Toma nota de estos consejos para que tu pequeño tenga una boca cuidada desde el principio.

Cómo cuidar la boca de los bebés
Desde que nazca. Ese es el mejor momento para comenzar a cuidar la boca de los niños. En los primeros meses de vida es recomendable limpiar las encías con una gasa humedecida después de cada toma. Así lograrás eliminar los restos de leche que queden en su boca.
En torno a los seis meses el primer diente de leche hará su aparición y comenzará la higiene dental del niño. Compra en la farmacia un cepillo de dientes adaptado a su edad y límpialos después de cada comida. Recuerda que en esta etapa no debes usar pasta de dientes y que las piezas de leche también pueden sufrir caries, conocidas como “caries del biberón”. En este artículo os dejamos algunos consejos para evitarlas.

Buenos hábitos para cuidar los dientes de los bebés
Además de limpiar su boca después de cada comida, hay algunos consejos generales que puedes y debes aplicar durante la infancia de tu hijo para proteger su boca.

  • No compartir utensilios. Cucharas, tenedores, servilletas, cepillos de dientes… deben ser utilizados de forma personal e intransferible.
  • No le dejes dormirse con el biberón. Es un hábito frecuente entre los bebés. El contacto permanente de la tetina con restos de leche con los dientes eleva el riesgo de padecer caries.
  • No pruebes su biberón. Si quieres comprobar la temperatura de su leche, vierte unas gotitas en la cara interna de tu muñeca. Probando el biberón estarás impregnando la tetina de las bacterias que viven en tu boca, algo nada recomendable.
  • No limpies el chupete con tu boca. Por la misma razón que no recomendábamos probar el biberón. El chupete debe lavarse bajo un chorro de agua.
  • No beses a los niños en la boca. Esta muestra de afecto introduce también una gran cantidad de bacterias en la boca de los pequeños.

1 Respuesta

  1. Este tema es algo que muchos padres salvo excepciones casi que no estan atentos ni le prestan atencion salvo que el bebe de señales de alarma pero sino es un tema de los dientes que recien le prestan mas atencion cuando empiezan con la salida de los mismos.

Agregar comentario