La importancia de la higiene dental en el colegio

Por un colegio sin caries

Lavarse los dientes en el colegio es vital para cuidar la boca.

Los niños pasan unas 8 horas al día en el colegio por lo que las aulas se convierten en el lugar donde aprenden muchos hábitos y rutinas que les ayudan a mejorar su salud. Es en la escuela donde hacen deporte a diario para alcanzar esa hora de actividad física diaria recomendada por los pediatras y donde comen un menú elaborado de acuerdo con sus necesidades nutricionales si se quedan al comedor. Se estima que más del 50% de los escolares toman el almuerzo cada día en el colegio y que muchos de ellos también desayunan en la escuela. Asegurarnos de que nuestros hijos mantienen unos buenos hábitos de higiene dental cuando están en su centro escolar es fundamental para cuidar su boca.

Cómo controlar la higiene dental en el colegio

El 40% de los niños entre 0 y 5 años tienen caries en España. Traducido a términos tangibles, en una clase con 25 estudiantes 10 de ellos tendrán alguna pieza picada. ¿Y por qué? ¿Son más sensibles los dientes de leche a la placa y el sarro? ¿Su falta de destreza con el cepillo hace que no se limpien bien? Esta elevada cifra de caries infantil se debe a varios factores: el elevado consumo de azúcares en forma de golosinas y bollos, la dificultad para agarrar el cepillo en los primeros años, la falta de revisión por parte de los padres y, lamentablemente, la falta de higiene. No todos los niños se cepillan los dientes tres veces al día como recomiendan los dentistas y en muchos casos esta falta de higiene se da porque no se lavan en el colegio.

Cuando empiece el curso, consulta con la profesora si puede llevar un pequeño neceser en la mochila con su cepillo y su pasta. Si no puede dejarlo en el aula, que lo lleve todos los días a clase. Obviamente la clase debe disponer de un cuarto de baño con lavabos a su altura para facilitar la higiene general, no sólo la de las manos. Mete por si acaso un pequeño vaso en la mochila para que pueda enjuagarse más fácilmente.

Insiste a tu hijo en que es muy importante que se cepille los dientes al salir del comedor, antes de salir al patio para jugar y, si desayuna en la escuela, que haga lo mismo al acabar. Como la profesora no va a poder revisar la boca de todos los niños de la clase para comprobar que se han lavado bien, cepillaos juntos los dientes por la mañana antes de ir a clase y por la noche antes de acostarse y revisa sus maniobras.

Además, una revisión con el dentista nos permitirá asegurarnos de que todo marcha sobre ruedas.

No hay comentarios

Agregar comentario