Las 10 enfermedades bucales más frecuentes

Evita estas enfermedades bucales

La higiene y las revisiones al dentista, vitales para evitar enfermedades bucales

La boca es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo, comenzando por nuestros labios y continuando por los dientes, las encías y la lengua. Esta sensibilidad se debe sobre todo a que es una parte muy expuesta al contacto exterior, lo que la enfrenta a cambios de temperatura, virus y bacterias de forma permanente; por no hablar de otros hechos de la vida moderna que alteran su estado natural, como el estrés, el tabaquismo, el consumo excesivo de café... Si a esto sumamos que no siempre mantenemos la higiene dental adecuada ni acudimos a las revisiones dentales oportunas nos encontraremos con un buen catálogo de enfermedades bucales que pueden afectarnos. Repasamos 10 de ellas y te contamos cómo evitarlas.

01. Las caries
Son la enfermedad periodontal más frecuente en el mundo y, junto con la gripe, la patología más común entre humanos, afectando a un 90% de ellos. Las caries son grietas más o menos profundas originadas en los dientes por la acción destructora de las bacterias presentes en la cavidad bucal. Causan sensación de recalado, inflamación, dolor agudo y mal aliento. Aunque inicialmente pueden tratarse con un empaste, hay casos de caries severas que requieren de la aplicación de una endodoncia, técnica que destruye el nervio bajo la pieza para que no duela.
Evitarlas es más sencillo de lo que parece. Sigue una correcta higiene dental cepillando tu boca tres veces al día con una pasta de dientes fluorada y usa seda dental y enjuague bucal. Además, evita los dulces, toma frutas y verduras en abundancia, hazte una limpieza dental al año y acude a las revisiones con tu dentista para tratarlas cuanto antes.

02. La gingivitis
Es una inflamación de las encías causada por al acumulación de placa bacteriana en la línea de las encías. Además de la inflamación notarás enrojecimiento de la zona y sangrado al cepillarte. La mala higiene está detrás de la gingivitis, incluso en pacientes que se cepillan los dientes tres veces al día. Y es que tan importante como usar el cepillo es asegurarnos de eliminar bien los restos de placa que quedan en los espacios interdentales, bien con seda dental bien con cepillos interdentales, y aclararos después con un colutorio. No hacerlo puede suponer que esa placa que queda inicialmente entre las piezas acabe anidando en la zona de las encías y causando esta molesta enfermedad.

03. La periodontitis
Es una infección progresiva de las encías causada por la falta de higiene y la acumulación de sarro. Aunque pueda parecerte una patología similar a la gingivitis en realidad esta es más grave ya que causa también la pérdida del hueso alrededor del diente y, de no tratarse, la pérdida de la pieza al desprenderse de su lugar. Sus síntomas son los de la gingivitis –enrojecimiento de la encía, inflamación sin dolor y sangrado al cepillarse– y la forma de evitarla es también la misma, con una adecuada higiene dental. En este sentido conviene recordar la importancia de hacerse una limpieza bucal al año pues esta es la única técnica que consigue eliminar por completo todos los restos de placa y sarro.

04. La halitosis
El mal aliento afecta a cerca de un 50% de la población mundial. Surgen por una suma de factores: la enorme cantidad de bacterias que habitan nuestra boca, la incapacidad de generar suficiente saliva que la hidrate, una mala alimentación y, sobre todo, una pobre higiene dental. Para evitarla, además de cepillarte los dientes y usar seda y enjuague, deberías evitar aquellos alimentos que alteren el olor de tu aliento, como el ajo, la cebolla o el café, no consumir alcohol ni tabaco, aumentar la ingesta de alimentos que elevan la producción de saliva como los cítricos, masticar muy despacio y beber mucha agua. Además, masticar chicle sin azúcar mejora el aliento y permite producir más saliva.

05. La piorrea
La piorrea es un caso de periodontitis agravada en la que además de la inflamación de encías, el sangrado y la pérdida de fijación de las piezas nos encontramos con supuración de pus que tiñe de un color amarillento la zona de los dientes pegada a las encías. La forma de evitarla es nuevamente la correcta higiene dental y, para tratarla, conviene acudir cuanto antes a un dentista que compruebe el estado de las raíces de nuestros dientes y ponga en marcha los tratamientos necesarios, determinados por las limpiezas dentales profundas y los curetajes.

06. El herpes labial
Es una infección causada por el virus del herpes simple que generalmente afecta a los labios pero que puede extenderse también al interior de la boca y las encías. Se caracteriza por la aparición de pequeñas ampollas muy dolorosas conocidas popularmente como calenturas. Es una enfermedad recurrente de tal forma que no es extraño encontrar pacientes con procesos repetidos de herpes bucal en momentos de estrés, después de pasar ciertas enfermedades o cuando se tiene fiebre. Tu médico te indicará la crema para las úlceras bucales que puedes usar, aunque en la farmacia puedes encontrar parches transparentes que colocar encima y dejar hasta que se caigan solos tremendamente efectivos.

07. La candidiasis
Es una infección causada por hongos, siendo el más frecuente el cándida albicans y se la conoce popularmente como muguet. Se manifiesta con placas cremosas y blanquecinas en la lengua, el paladar y la mucosa de la boca, pudiendo afectar también a la vagina. Si intentamos retirarlas quedará al descubierto una mucosa roja. El tratamiento pasa, además de por una adecuada y cuidadosa higiene dental, por la aplicación de una pomada antimicótica, generalmente durante 7 días.

08. La sequedad bucal
La sensación de tener la boca seca está provocada por una escasa producción de saliva. Además de sequedad puedes notar ardor, dificulta para masticar, labios secos y agrietados y mal aliento. Para aliviarla procura aumentar tu nivel de hidratación, sobre todo tomando agua, y evitando las bebidas con gas, el alcohol y el café o el té –puedes tomarlo verde–. Además, mastica chicles sin azúcar, una práctica muy sencilla para producir más saliva.

09. La leucoplasia
Son parches que aparecen en la lengua, la boca y la cara interna de las mejillas cuyo origen se desconoce aunque se apunta a la aspereza de los dientes o las prótesis dentales y el tabaco como los más posibles causantes. Para tratarlo te recomendarán mejorar tu higiene dental e intentar eliminar la causa que lo provoca, dejando de fumar, limando las piezas que sean necesarias y retirando las prótesis de ser necesario.

10. El cáncer bucal
Aunque no es una enfermedad especialmente común su gravedad hace que queramos mencionarlo en este resumen. El cáncer oral suele comenzar en los labios, sobre todo el inferior, con pequeñas heridas similares a calenturas que no curan pese a los tratamientos aplicados. Su prevención es muy compleja, aunque ayuda sobre manera seguir una correcta higiene dental y evitar hábitos nocivos como el alcohol y el tabaco. Las revisiones dentales periódicas son fundamentales para detectar cualquier problema de forma precoz.

1 Respuesta

  1. Buenos dias... ya tengo casi una semana q me salio en las patedes bucales parecido a un chupo no me duele solo moleata me estube haciendo buches con agua oxigenada no se si estare haciendo bien

Agregar comentario