Las diferencias entre las carillas de porcelana y las coronas dentales

Las carillas de porcelana y las coronas dentales, una solución estética

Las carillas de porcelana y las coronas dentales permiten a los pacientes recuperar la sonrisa en muchos casos.

Piezas dañadas, sonrisas amarillentas, dientes fracturados… Muchos son los problemas de la boca que pueden necesitar de un tratamiento estético que les devuelva una sonrisa bonita, ordenada y limpia. Las carillas de porcelana y las coronas dentales son los dos tratamientos más utilizados, dos técnicas igualmente útiles pero con muchas diferencias.

Las carillas de porcelana
Están formadas por una fina lamina de porcelana que se adhiere a la superficie de nuestra pieza mediante un adhesivo o cemento especial. Es un método poco invasivo y que puede llevarse a cabo en la mayoría de casos sin necesidad de tallar el diente ni corregir su posición. Una vez instalado, puedes lavarlo con normalidad.

Las coronas dentales
Fabricadas en porcelana o circonio, las coronas dentales se emplean en aquellos casos en que el estado del diente no permite salvar la pieza. Para su instalación se requiere siempre una preparación y tallado de la pieza. Generalmente se hace una endodoncia y se coloca un perno sobre el que se sujeta la corona. Lo que hacemos gracias a este método es reforzar un diente debilitado para intentar prolongar su vida en nuestra boca el mayor tiempo posible y evitar tener que recurrir a un impante dental.

Las diferencias entre las carillas de porcelana y las coronas dentales
La fundamental es su uso. Las primeras suelen emplearse casi siempre por razones estéticas, ya que permite lucir una sonrisa más blanca. Mientras, el uso fundamental de las coronas es proteger una pieza dañada.
Aunque esta es la diferencia fundamental, el proceso para colocarlas en la boca también varía, así como su precio.
Si estás pensando en hacerte un tratamiento con carillas dentales recuerda que tu odontólogo tendrá que revisar el estado de todas las piezas antes de colocarlas. Los profesionales siempre quieren que detrás de una sonrisa bonita haya una boca sana y cuidada.

No hay comentarios

Agregar comentario