Los tipos de férulas dentales

Férulas dentales, otro aliado para tu boca

Para frenar los efectos del bruxismo, para alinear tu sonrisa, para blanquear tus dientes… Descubre todos los posibles usos de las férulas dentales.

Piezas de silicona y distintos materiales flexibles que se adaptan a la boca del paciente. Así podemos definir las férulas dentales, un tipo de tratamiento muy frecuente entre la población general que nos permite tratar problemas muy variados de la boca. Todas están hechas a medida para ajustarse perfectamente a la dentadura. Y pese a que todas pueden parecerte similares a simple vista lo cierto es que su uso no tiene nada que ver y cada una permite tratar patologías diferentes. Analizamos todos los tipos.

Las férulas dentales para pacientes con bruxismo
El bruxismo es una patología por la que el paciente aprieta en exceso las mandíbulas, llegando incluso a rechinar los dientes. Además de dolores musculares en la mandíbula y cefaleas, entre otros problemas, el bruxismo causa desgaste dentario prematuro, hace que las piezas pierdan estabilidad, daña las estructuras que sostienen al diente y, de no tratarse, podría ocasionar su pérdida. Las férulas de descarga son el tratamiento más adecuado para evitar estos problemas. Está comprobado que los periodos de sueño son en los que los pacientes más aprietan los dientes de forma inconsciente. La férula impide el contacto entre las piezas de la arcada superior e inferior y reduce la presión en la zona.

Férulas dentales como solución de ortodoncia
¿Has oído hablar ya de la ortodoncia Invisalign? Es un tipo de tratamiento conocido como ortodoncia elástica o de quita y pon y se basa en la colocación de alineadores transparentes que se cambian cada dos semanas. Aunque aquí te hablamos con todo detalle de la ortodoncia Invisalign, queremos destacar que la principal ventaja de este tipo de tratamiento es que es invisible y que puedes retirarlo siempre que desees. Como contrapartida, el tratamiento puede ser algo más largo si no lo usas el tiempo indicado. Deberías llevarlo tanto de día como de noche.

Férulas dentales para blanquear los dientes
Es un tratamiento que se está poniendo de moda ya que permite blanquear las piezas sin necesidad de tener que ir a la consulta. Eso sí, es clave que sigas estrictamente los consejos de tu odontólogo y que vayas a las revisiones que te indique. El tratamiento no suele ser muy largo y no causa grandes molestias al paciente.

Las férulas dentales para deportistas
Deportes de contacto como el baloncesto, el waterpolo e incluso el fútbol suponen un serio riesgo para la boca: los choques pueden ocasionar fracturas dentales y pérdida de piezas. Por eso no es de extrañar que muchos deportistas opten por usar una férula de silicona para cuidar su sonrisa.

La limpieza de las férulas dentales
Mantener un correcto mantenimiento de todo tipo de férula es fundamental para prolongar su vida útil y que haga el efecto adecuado. Las férulas pueden acumular restos de sarro desprendido de nuestros dientes y encías y de la saliva que se acumula en la boca. Lávala antes de ponértela y al retirarla con tu cepillo y pasta de dientes y sumérgelas al menos una vez al mes en las soluciones efervescentes a la venta para la limpieza de las dentaduras postizas.

No hay comentarios

Agregar comentario