Por qué se retrasa la salida de los dientes

Algunos bebés tardan en ver la salida de los dientes

 

Aunque la salida de los dientes suele iniciarse a los seis meses, en ocasiones se atrasa.

Lo dicen todos los pediatras. “Cada niño es un mundo”. Y por eso cada niño alcanza los hitos del desarrollo –empezar a hablar, a gatear, a andar, a comer solito...– a una edad, aunque haya unas que, por ser las más comunes, se consideran estándar.

En lo que a la salida de los dientes respecta, suele iniciarse en el sexto mes de vida. La encía inferior de tu hijo llevará semanas inflamada hasta que se rompa y veas a través de esa pequeña abertura la diminuta punta de un diente.

Y aunque esta edad es la considerada más común, la salida de los dientes experimenta periodos y síntomas tremendamente variables.

Factores que atrasan la salida de los dientes

Hay varios factores que pueden alterar la fecha de salida de los dientes. Uno de los considerados más poderosos es la herencia familiar. Si los padres de un niño experimentaron la salida de los dientes de forma tardía es más probable que a sus hijos les pase lo mismo.

El mes de gestación en que haya nacido (a los prematuros le salen los dientes más tarde), los hábitos nutricionales propios y de la madre si le ofrece lactancia materna y el ritmo de crecimiento son otros factores a tener en cuenta.

No te preocupes por ese atraso salvo que llegue a los 15 meses de vida sin que tenga ningún diente. En ese caso, que se denomina técnicamente dentición tardía, puede ser síntoma de alguna otra patología, como el hipotiroidismos o la falta de vitamina D. Consulta con el pediatra y él te indicará cómo proceder.

Las edades de salida de los dientes

La erupción dentaria de la infancia esta presidida por dos reglas, la de los pares y la de los cuatro. La primera indica cómo salen los dientes, de dos en dos siguiendo siempre el mismo orden (salvo contadísimas excepciones): incisivos centrales inferiores y superiores, incisivos laterales inferiores y superiores, primeros molares inferiores y superiores, caninos inferiores y superiores y segundos molares inferiores y superiores. Mientras, la regla de los cuatro explica que las piezas salen con intervalos de cuatro meses entre ellas. Así, si las primeras piezas suelen salir a los 6-7 meses, las segundas lo hacen a los 12-13. En caso de que tu hijo tenga una salida más tardía, el resto de las piezas también se atrasarán y seguirán cumpliendo la regla de los cuatro.

2 Respuestas

  1. ¿Puedes aportar mas informacion?, ha sido Genial encontrar mas explicaciones sobre este tema. Saludos
    • Claro, Carmen. Estaremos encantados de leer tus aportaciones. Muchas gracias por seguir nuestro blog.

Agregar comentario