Revisión dental después de Navidad

Los excesos de las fiestas y su daño en los dientes

Tras la Navidad conviene hacerse una revisión dental para descartar nuevas enfermedades bucales.

La Navidad es una de las épocas más dulces del año. A las reuniones familiares se unen las comidas abundantes y los dulces por doquier. Da igual que sea en forma de turrones que de mazapanes o polvorones. En Navidad se come mucho y mucho dulce, de ahí que en este periodo aparezcan cerca del 50% de caries que afecta a nuestra boca, también por culpa de la relajación en los hábitos de higiene y el consumo de cavas, champagnes, vinos y otras bebidas que dañan las piezas. Por eso, acudir a una revisión dental es fundamental tras las fiestas.

Una visita imprescindible
Con la llegada del año nuevo todos redactamos (o pensamos) largas listas de propósitos que cumplir y el cuidado de nuestra salud debería estar en los puestos altos de la misma. La revisión dental post-navidad tiene un beneficio doble: nos permite detectar los daños causados por los excesos de las fiestas sobre nuestra boca y facilita el establecimiento de un calendario completo de revisiones para el resto del año.

Además de esta revisión dental, ten en cuenta estos consejos para que tu salud bucal no se resienta tras las fiestas.
- El cepillado dental. Recuerda lavarte los dientes con mucho esmero al menos tres veces al día, tras cada comida principal y poniendo especial atención en el cepillado de la noche. No olvides la seda dental y el enjuague bucal.
- Los dientes, y algo más. Aunque las piezas sean nuestra principal preocupación, también hay que preocuparse por la higiene del paladar, las encías y la lengua. No olvides cepillar el paladar y la lengua y hazte enjuagues enérgicos con colutorio para mantener limpia el resto de la boca.
- El cambio de cepillo. La recomendación general es renovar el cepillo de dientes cada tres meses pues las cerdas van deteriorándose a lo largo de los días. ¿Qué te parece cambiarlo justo en enero para que no se nos olvide el resto de renovaciones?
- Cuidar nuestra dieta. Es un propósito de Año Nuevo clásico que afectará no sólo a nuestro peso, sino también a nuestros dientes. Evita beber bebidas carbonatadas, zumos ácidos, café, vino y té y tomar alimentos excesivamente dulces y pegajosos.

No hay comentarios

Agregar comentario